10 claves para el correcto mantenimiento de vehículos

  • 22 octubre, 2018
  • Blog
mantenimiento de vehículos
10 claves para el correcto mantenimiento de vehículos
5 (100%) 1 vote

Como conductor, hay ciertas precauciones que debes tomar a la hora de manejar tu vehículo si quieres que te dure muchos años. Con esto nos referimos principalmente a evitar malos hábitos en la conducción y a prestar atención a cada uno de los componentes del vehículo para detectar al instante cualquier anomalía. Y por supuesto, a no saltarse ninguna de las revisiones del coche. Desde RRS Motor, como tu taller de coches profesional en Madrid, dedicamos este nuevo artículo de nuestro blog a explicar las 10 claves de mantenimiento de vehículos que garantizarán una larga vida a tu coche. ¡Presta atención!

Consejos para el mantenimiento de vehículos

A continuación explicamos las 10 claves de mantenimiento de vehículos que te ayudarán a cuidar tu coche y evitar reparaciones mecánicas.

Cambiar el aceite y los filtros periódicamente

Es importantísimo respetar periodos de mantenimiento del vehículo. Cambiar el aceite y los filtros de tu vehículo no es una opción, es una obligación. Y lo mismo ocurre con el lubricante, que es el responsable de asegurar el buen funcionamiento del motor.

No abusar del embrague

Debes evitar pisar el embrague sin necesidad. Hay que pisarlo solo al cambiar de marcha, ni antes ni después. Dejar el pie apoyado en el pedal en lugar de en el reposapiés puede provocar fricciones que lo desgasten. Obligándote a cambiar el embrague.

Dejar descansar al vehículo

Una de las averías mecánicas más caras es aquella relacionada con el turbo. Y estas se pueden evitar de una manera muy sencilla. Bastará con no parar el motor de manera inmediata al llegar al destino, sino esperar alrededor de 1 minuto para que la temperatura de la turbina baje.

Revolucionar el motor en el punto justo

Tan malo es llevar el motor demasiado revolucionado como bajo de vueltas. No alcanzar las revoluciones adecuadas contribuye a la acumulación de depósitos de carbonilla. De ahí que desde los talleres mecánicos aconsejemos ‘darle caña’ al motor efectuando periódicamente un tramo de carretera a un régimen alto y a una velocidad mantenida que garantice una elevada temperatura en los gases de escape.

No revolucionar el motor en frío

Pese a lo explicado en el punto anterior, es aconsejable conducir con suavidad durante los primeros minutos tras arrancar. Pra poder asegurarse así que el motor llega a la temperatura de servicio y el aceite puede lubricar con normalidad.

No abusar de los frenos

No siempre y en toda circunstancia es preciso el empleo del freno para reducir la velocidad. Uno de los grandes aliados para alargar la vida de las pastillas, discos y líquido de frenos es el freno motor. Asimismo es conveniente una conducción anticipativa para no tener que frenar de forma brusca, una de las conductas que más dañan los frenos del coche.

No apurar el depósito

Al apurar el depósito hasta la última gota, corremos el peligro de que se formen burbujas de aire que impidan su adecuada refrigeración. Aparte de absorber sedimentos que se acumulen en el depósito y que puedan provocar averías graves en el vehículo.

Utilizar la caja de cambios con precaución

Esa sensación de meter una marcha más y sentir que el vehículo pierde velocidad o bien fuerza, significa que la vida de la caja de cambios está llegando poco a poco a su fin. Asimismo, la costumbre de llevar la mano apoyada en la palanca, puede obligar a reparar la caja de cambios antes de lo previsto.

Vigilar la presión de los neumáticos

A veces basta con un simple vistazo para darse cuenta de que las ruedas del coche están demasiado bajas. Las presiones bajas provocan un desgaste irregular en los neumáticos, que además de ser peligroso, aumenta el consumo de carburante. Es aconsejable comprobar la presión, por lo menos, una vez por mes. Y también evitar los bordillos y el roce con cualquier elemento externo.

Tener cuidado con los badenes y baches

Cada vez que pasamos un badén demasiado deprisa, estamos sometiendo a los neumáticos, el chasis y amortiguadores a un esfuerzo totalmente innecesario. Por eso, si quieres evitar averías en los componentes de suspensión, lo mejor es que reduzcas la velocidad antes de subir un badén.

Desde RRS Motor te animamos a seguir estos consejos para alargar la vida útil de tu vehículo. Y ante cualquier avería, trae tu coche a nuestro taller de mantenimiento de vehículos y nosotros nos encargaremos de encontrar la mejor solución. Puedes ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

Deja un comentario

CONTACTO

Calle Islas Aleutianas 4, 28035 (Madrid)

913 86 72 69

SOLICÍTANOS PRESUPUESTO



Mecánica rápidaDiagnosis e inyecciónCaja de cambiosOtros